El chocolate en repostería

En Chocolate En febrero 5, 2018 0 Comentario 175 Visitas

Si mezclamos el fruto del cacao (pasta de cacao y manteca de cacao) con azúcar, tendremos en nuestras manos un exquisito producto que hará las delicias de los paladares más exigentes el chocolate.

Variedades y tipos de chocolate hay muchas, cada uno de ellos será diferente al otro según la proporción de sus componentes esenciales y de los que acompañen a estos. así el chocolate que podíamos decir, destinado a comerlo mediante placenteros mordiscos ,es más dulce y tiene añadidos otros ingredientes como especies, frutos secos hierbas ,el que su finalidad sea la repostería será más puro y no contendrá ingredientes adicionales, nos vamos a centrar en este tipo de chocolates .

Los Chocolates de Cobertura, los Fondant, usados en repostería, con los que se rellenan bizcochos, se elaboraran mousse, se hacen bombones, se cubre el exterior de tartas, de pasteles....

Este tipo de chocolate viene a contener entre un 30% y un 55% de manteca de cacao, cuanto más negro sea, menos sensible será a los cambios de temperatura, siempre les conservaremos en lugares frescos y secos; proviene de los granos de cacao molidos de los que se hace una pasta, esta pasta de cacao es la que da el sabor y la calidad (50% de cacao sólido y 50% de manteca de cacao). El chocolate de repostería, no suele contener azúcar o si lo contiene es en proporción muy escasa. Estos chocolates son, el comercializado como semiamargo que es el más versátil, de sabor intermedio y que se puede utilizar en casi todas las preparaciones y el semidulce con un dulzor un poco mayor.

El producto que elijamos para repostería deberá ser siempre de marca de confianza , la materia prima que se empleara en su elaboración marcara la diferencia entre un producto del mercado y otro y no se recomienda acudir al barato, un producto con leche para repostería es a veces más difícil de trabajar, se derrite y no aporta a veces tanta firmeza como se necesita , aunque es una cobertura muy comercializada y de delicioso sabor . Ya hemos citado antes que le afecta la temperatura, trabajaremos con él una vez fundido, lo derretiremos al Baño Maria en un Bol de cristal o bien en el microondas a potencia media en un recipiente de vidrio, con cuidado no se queme.

Como resultado tendremos un producto bizcocho, pastel, bombón....., con una cobertura de chocolate que se fundirá enseguida en nuestra boca, aportando un delicioso sabor resultado de la manteca de cacao de sus componentes.



Comentarios

Deje su comentario