¿Qué es un té aromatizado?

En En julio 16, 2018 0 Comentario 166 Visitas

Sabemos que la bebida más consumida en el mundo después del agua es el té. A esta bebida tan universal que sacia nuestra sed con sorbitos de placer podemos variar y enriquecer su aroma aplicando imaginación, aromatizaremos la infusión.

La hoja prensada de té, verde o negro puede mezclarse muy bien con los aromas adicionales de jengibre, pimienta, cúrcuma, canela, regaliz, azahar piña , pomelo, fresa entre otros muchísimos productos naturales y sanos.

Para que el resultado de la aromatización sea bueno, se hará en un buen té y con una proporción idónea de aromatizante. La excesiva cantidad de este puede que tenga como finalidad la de enmascarar un té de no muy buena calidad, con lo cual el resultado lejos estará de proporcionarnos una experiencia gustativa enriquecedora, debe ser tal que nos permita distinguir bien el tipo de té y ser además equilibrado en sabor y aroma.

Deberá recrear y persistir en el paladar después de beberla, como ejemplos de buen resultado podemos citar, el té verde con flores de jazmín que es una bebida sensacional y el té oolong imperial es un té aromatizado floral muy apreciado por amplísimas poblaciones.

Aunque nuestros tés favoritos para este proceso son el verde y el negro puedes también aromatizar con muy buenos resultados el maravilloso té blanco y los rooibos. El proceso en un tambor giratorio sería introducir el producto elegido con aceites esenciales o con aromas naturales y dejar que vayan impregnándolo y potenciando olor y sabor.

Nuestra infusión, lo tomemos caliente o frio en la época veraniega, podemos añadir el aroma de apreciados cítricos, lima, o mango, podemos ir experimentando y sorprendernos.

Hoy en el mercado tenemos productos ya certificados para usarlos en alimentación, uno de estos y que puede sorprendernos son los pétalos de rosa, potencian el aroma con otros matices de nuestra infusión y además aportan un sabor agradable mejor usarlos frescos, ya que al secarse disminuyen sus cualidades, de sabor, olor y propiedades como la de favorecer la absorción del hierro, aliviar trastornos gástricos y otros beneficios sobre la piel entre otras.

Para saber cuántos pétalos debemos emplear en cada infusión debemos acudir a la práctica, ir tanteando… hasta conseguir el aroma más agradable para nosotros, con efecto relajante, disminuirá nuestro estrés, elevara nuestro ánimo, aportando dosis de antioxidantes y favoreciendo nuestro descanso tomada por la noche. Para hacerla, ponemos el filtro con el té y sobre el los preciosos pétalos de rosa, añadimos el agua a la temperatura apropiada para el tipo de té , lo dejamos que infusiones, los pétalos de rosa que dan el sabor floral podemos retirarlos o dejarlos en la taza, para echarlos una miradita mientras lo tomamos a pequeños y apreciados sorbitos.

Lograremos momentos agradables y saludables en nuestra vida con unos buenos hábitos este puede ser uno de ellos, saborear infusiones de tés entrelazando, mezclando y potenciando sus olores y sabores de forma natural, como hacían ya en el siglo XVIII en China añadiendo pétalos de loto, de jazmín con vainilla en sus preparados.



Comentarios

Deje su comentario